Agencia Metropolitana de Tránsito se incorpora de a poco al control

importante
Fuente: Agencia Metropolitana de Tránsito | 2013-10-28 | 09:12:45 AM
Agente de Tránsito en el Centro Histórico
MDMQ
Agente de Tránsito en el Centro Histórico
  • Currently 0/5 Stars.

Vestidos con un uniforme que les diferencia de la Policía Nacional y Policía Metropolitana, cuyos colores predominantes son el blanco, negro y rojo en sus chompas, y un chaleco reflectivo verde, los agentes civiles de tránsito se incorporan paulatinamente a las calles para ejercer el control del tráfico en la ciudad, competencia que el Municipio de Quito asume a través de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), por mandato constitucional.

Walter Enríquez Ulloa, supervisor de la Agencia Metropolitana de Tránsito, explica que 1.240 agentes civiles de tránsito han recibido aproximadamente 1.400 horas de formación teórica y práctica, lo que ha permitido que la Agencia Nacional de Tránsito les otorgue la acreditación legal para elaborar citaciones en casos de contravenciones de tránsito y partes para delitos en esa materia.

Además, Enríquez informa que está abierto un concurso público para cubrir 412 vacantes en la AMT, para que ingresen como funcionarios con nombramiento de agentes civiles.

Actualmente, alrededor de 600 agentes llevan a cabo un proceso de prevención para la ciudadanía, el cual consiste en la entrega de boletas informativas para conductores de vehículos. Hasta finales de octubre se han emitido más de 6.200 boletas que advierten infracciones como la de pilotos o copilotos que no utilizan el cinturón de seguridad, invasión de carriles exclusivos, vehículos mal estacionados o uso del celular.

Aparte de las funciones que la Agencia Metropolitana de Tránsito cumplirá en las calles del Distrito Metropolitano de Quito, la AMT también se compone de la Dirección General de Procedimiento Sancionador, la Dirección General de Registro y Administración Vehicular, la Dirección General de Fiscalización de Tránsito y Transporte Terrestre, la Dirección General de Seguridad Vial e Ingeniería de Tránsito y la Dirección General de Operaciones de Control de Tránsito y Transporte Terrestre, unidades que operan a nivel interno de la Agencia.

El trabajo de esta entidad de gestión del tránsito en Quito, se sustenta con un presupuesto de 25 millones de dólares, correspondiente al segundo semestre de este año “que incluye los salarios del personal de la Agencia Metropolitana de Tránsito, proyectos de inversión, compra de equipos, la dotación de toda la parte logística que requiere la Agencia”, agregó Walter Enríquez Ulloa.

700 motos, 98 patrullas, 700 radios, 700 ‘handheld’ (dispositivos electrónicos portátiles para las tareas de control), 10 pantallas móviles y de flecha, 2000 conos, 2000 bastones configuran el inventario de herramientas con las que los Agentes Civiles de Tránsito operarán.

Igualmente, el sistema de aplicación de multas con el uso de cámaras se encuentra en proceso de homologación por parte de la Agencia Nacional de Tránsito.

Pese a que la AMT será la principal entidad encargada de la gestión del tránsito en Quito, Walter Enríquez Ulloa aclara que la Policía Nacional colaborará de manera parcial en el control del tránsito. “Tenemos el respaldo de la Policía Nacional, conforme determina la ley, en ciertos corredores de movilización de prioridad nacional, como la vía Panamericana o la autopista Córdova Galarza. Allí, la Policía debe mantener sus patrullajes y nosotros somos responsables del resto de parroquias rurales y urbanas”, acotó.

La Agencia Metropolitana de Tránsito seguirá integrando progresivamente a sus agentes a las tareas de organización y supervisión del tránsito en las calles de la capital, quienes estarán distribuidos a lo largo de las ocho administraciones zonales establecidas por la Alcaldía.

Se prevé que para mediados de noviembre concluya el proceso de transición de esa competencia con la Policía Nacional y que los 1.240 agentes estén listos para desempeñar su trabajo. Walter Enríquez Ulloa maneja una premisa con la que actuará la AMT, al afirmar que “hacemos un llamado y una apuesta a la conciencia ciudadana, porque creemos que la mayor parte de conductores son responsables, son gente que está pensando en moverse de manera segura y no en transgredir la norma”.
Volver al inicio

Comentarios