Nuevo Aeropuerto de Quito recibe primer vuelo comercial

Fuente: E P Metropolitana de Servicios Aeroportuarios | 2012-07-02 | 11:04:50 AM
Autoridades y tripulación de la nave en la escalinata
MDMQ
Autoridades y tripulación de la nave en la escalinata
El avión es recibido con chorros de agua
MDMQ
El avión es recibido con chorros de agua
Autoridades bajan de la aeronave
MDMQ
Autoridades bajan de la aeronave
Alcalde e invitados recorren las instalaciones del Nuevo Aeropuerto
MDMQ
Alcalde e invitados recorren las instalaciones del Nuevo Aeropuerto
Alcalde Barrera recibe la autorización de inicio de vuelos para el Nuevo Aeropuerto
MDMQ
Alcalde Barrera recibe la autorización de inicio de vuelos para el Nuevo Aeropuerto
  • Currently 0/5 Stars.

Las 06:19 de este lunes 2 de julio marcó un hito para el futuro de la ciudad. A esa hora, un Boeing 757 de American Airlines aterrizó en la nueva terminal aérea en Tababela con alrededor de 100 ocupantes a bordo. Con este vuelo se entregó la precertificación al nuevo Aeropuerto de Quito y los permisos para operación en pista, calle de rodaje y la validación de la instrumentación.

La aeronave salió desde el actual aeropuerto Mariscal Sucre en donde el alcalde Augusto Barrera, autoridades locales, aeronáuticas y directivos de los medios de comunicación que la abordaron realizaron el prechequeo a las 05:30 y despegaron aproximadamente a las 06:10.

Luego de un vuelo de 10 minutos, el avión de American se posó sobre la flamante pista de Tababela y tras su aterrizaje y posterior tránsito por el taxi way 1 del nuevo aeropuerto, fue recibido con un arco de agua que lanzaban dos motobombas de bomberos.

Posteriormente, los visitantes recorrieron las instalaciones de la terminal de pasajeros, los edificios de consolidación, y los extremos sur y norte de la pista. Luego del recorrido, el alcalde Barrera y las autoridades brindaron una rueda de prensa. Allí, el alcalde confirmó además que para la inauguración del Nuevo Aeropuerto ya estarán listas la E-35 y la potenciación de la Interoceánica. "Este es un día de alegría, de optimismo para la ciudad. A este punto se llega juntando todas las buenas voluntades", señaló el funcionario quien agregó que la energía social que tiene la ciudad debe servir para construir y hacer cosas.

Barrera recordó además que este aeropuerto va a suponer un salto extraordinario en el desarrollo económico de la ciudad y que la alianza estratégica lograda con Quiport permite que los recursos generados por el Nuevo Aeropuerto sean para todos los quiteños. "Estamos marcando con los hechos esa transformación que estamos haciendo por el Quito que anhelamos", expresó.

El burgomaestre informó también que el día en que salga el actual aeropuerto Mariscal Sucre comenzará la construcción del parque en ese sitio.

De su parte, el gerente de Quiport, Phillip Baril, expresó que "estamos en la recta final para la inauguración del Nuevo Aeropuerto de Quito y esto es gracias al aporte decidido del Alcalde de Quito".

La construcción del nuevo aeropuerto de Quito registra un avance del 95,13% y los trabajos se cumplen dentro de los cronogramas y tiempos previstos.

Las ventajas del Nuevo Aeropuerto

Para empezar, está a una altitud de 2.400 metros sobre el nivel del mar factor que facilita la operación de los aviones de nueva generación que funcionan óptimamente a alturas menores a 8.000 pies. El nuevo aeropuerto está a poco más de 7.000 pies lo que permitirá la realización de vuelos directos a Madrid, Ámsterdam, Nueva York, Chicago, Los Ángeles o Sao Paulo, a diferencia del actual aeropuerto Mariscal Sucre que está a más de 9.000 pies.

La pista tiene 4.100 metros de largo y posee franjas de seguridad de 300 metros a cada lado. La terminal de pasajeros tiene un área de 38.000 m2 y la de carga posee 42.000 m2. La torre de control es la más alta de Latinoamérica con 41 metros de altura y los estacionamientos tienen capacidad para 1.000 plazas.

La superficie total del Nuevo Aeropuerto de Quito es de 1.500 hectáreas y tendrá capacidad para recibir 5 millones de pasajeros al año. La estructura de los edificios es capaz de soportar un sismo de 9 grados en la escala de Richter y tienen una protección contra incendios para resistir hasta 700 grados centígrados de temperatura.

La empresa constructora colocó 450.000 m2 de asfalto en la pista y calle de rodaje. El grueso del asfalto es de 70 cm y fue importado de Estados Unidos por su mejor calidad. La plataforma posee 45 puestos de estacionamiento para aeronaves. La capacidad para la carga es de 250.000 toneladas, el doble del actual aeropuerto Mariscal Sucre, con una proyección para ampliarse a 10.000 m2 más, según las necesidades.

Quiport ha empleado la más moderna tecnología en cuanto a señales satelitales para reporte del clima. En la iluminación en pista se emplearon 144 unidades de luces de borde y 374 en la calle de rodaje. La iluminación cumple la normativa internacional con un sistema de energía de 5.000 voltios. Cada lámpara tiene el rango de 100 a 900 vatios.

Las ayudas de navegación cuentan con la última tecnología así como los sistemas meteorológicos para detectar cobertura de nubosidad.

Una titánica obra

En la construcción del Nuevo Aeropuerto se ha empleado más de 20 millones hora-hombre y la obra ha generado más 1.000 millones de dólares en actividad económica en el Ecuador.

Se ha removido 7 millones de metros cúbicos de tierra en torno a la pista y edificios y más 4 millones de metros cúbicos en los alrededores. Se han colocado 35.000 metros de tuberías. Los tanques de combustible almacenarán 1´306.000 galones.

El 12 abril comenzaron las certificaciones aéreas. La Dirección General de Aviación Civil (DGAC) realiza un continuo seguimiento para cumplir con las normativas de seguridad aeronáutica vigentes a nivel internacional.

La colocación de bandas de equipaje está casi lista. Ya están instalados los puentes de embarque y desembarque, y las obras de los edificios catering, carga, cuerpo de Bomberos, Policía Nacional, planta de tratamiento de aguas servidas están por concluir.

El 12 de octubre próximo la FAE tendrá lista la plataforma en donde se construye la base militar. En el Mariscal Sucre ocupaban 7 hectáreas; en el nuevo aeropuerto ocuparán 65 hectáreas, prácticamente 10 veces más.

El actual aeropuerto de Quito tiene una extensión total de 125 hectáreas. En Tababela, solo la zona franca será de 200 hectáreas. También avanza a buen ritmo la construcción del Centro Logístico en donde se ubicarán almacenes de carga temporal, oficinas de aduanas y bancos que estará terminado el 1 de octubre.

Para la transición se contrató a la empresa del aeropuerto de Múnich (Alemania). Esta empresa ha realizado 25 traslados en todo el mundo con éxito, uno de ellos fue en el aeropuerto de Barajas en Madrid sin tener ninguna falla y con capacidad de movilizar más de 38.000 empleados. El cierre del Mariscal Sucre y la apertura del nuevo será una cuestión de horas.

Volver al inicio

Comentarios