Obra teatro "Por amor a Quito - Por respeto a mí" compromete a los niños a no botar basura en las calles

Fuente: Fondo de Salvamento del Patrimonio Cultural - FONSAL | 2010-04-16 | 12:24:38 PM
Por amor a Quito
MDMQ
Por amor a Quito
  • Currently 0/5 Stars.

Estudiantes de 40 escuelas asisten a las presentaciones

Bajo la premisa de que el teatro es uno de los mejores mecanismos para inculcar en los niños buenas costumbres, la obra de teatro “Por amor a Quito - Por respeto a mí” promociona desde hace un mes, en los alumnos de 40 escuelas del Centro Histórico, el compromiso de mantener limpia la ciudad. En un ambiente festivo y de alegría, los niños y niñas que asisten a estas presentaciones se comprometen a no botar basura y chicles en las calles, y a cuidar y respetar el espacio público.

Bajo este novedoso sistema,  la Alcaldía de Quito y el FONSAL llegan con valiosos mensajes a miles de niños (as) de los planteles educativos, logrando así  el  compromiso estudiantil para el cambio de hábitos, depositando los residuos en  el tacho de basura, sacando la basura en los horarios determinados, evitando botar basura y chicles,  o escupir u orinar en las calles.

La próxima semana terminará la presentación de esta obra teatro realizada durante los meses de marzo y abril, que forma parte del proyecto “Quito Patrimonio Sano”, encaminado a lograr el manejo adecuado de los residuos sólidos.

La obra de teatro “Por amor a Quito - Por respeto a mí”: En Quito no se bota la basura en las alcantarillas, a Quito hay que tenerlo limpio y sano es el gran mensaje de la obra de teatro, en la que participan personajes como:

•    Francisquito el sacerdote que pregona buenas costumbres.
•    Tatelina la gata que pide no botar a cualquier hora la basura.
•    Egoísmo que genera una aptitud egoísta,  pero que el final se une a la tarea de

mejorar los hábitos en el tema del tratamiento de la basura.
•    Conciencia que pide a los niños y niñas iniciar el día con fe.
•    El Sol que solicita a todos ser responsables con las tareas, la comida y no botar chicles en las calles del Centro Histórico.

Los mensajes buscan que los niños y niñas - nuevos ciudadanos del Área Histórica,  comprendan que es necesario para mejorar las condiciones ambientales de la ciudad,  cambiando los malos hábitos, labor que se constituye en una tarea de todos.
Volver al inicio

Comentarios