Una Escuela de Fútbol para niños callejizados

Fuente: Dirección de Deportes y Recreación | 2013-08-23 | 11:39:09 AM
Participantes en la escuela de fútbol
MDMQ
Participantes en la escuela de fútbol
  • Currently 0/5 Stars.

“Es como vivir nuestro sueño”, comentan los niños que participan en la Escuela de Fútbol organizada por la Fundación Patronato Municipal San José, al que asisten 83 niños y adolescentes betuneros de entre 6 y 17 años de edad.

Su actividad deportiva se cumple en el horario de 09:00 a 13:00. Arrancó en el mes de junio y es impulsada por el programa de erradicación del trabajo infantil del Patronato Municipal San José.

La práctica futbolística se realiza en la cancha de Soccer Blue, ubicada en la localidad de Llano Chico, bajo la dirección del profesor Manuel Battaini y Oscar Montúfar.

Regularmente, en esta escuela de fútbol se juntan 30 niños que viven en Quito pero este número subió a 50 por la temporada de vacaciones ya que llegaron chicos desde la sierra central para trabajar como betuneros o ayudando a sus padres en la venta de diversos productos.

Una vez concluida la época vacacional, estos pequeños retornarán a sus tierras pero el equipo de educadores de la Fundación Patronato San José mantendrá contacto con ellos para avanzar en los procesos ya iniciados, estos tienen que ver con la sensibilización respecto al riesgo del trabajo infantil.

El contacto también se extiende hacia sus familiares para socializar propuestas integrales con la participación del Municipio de Quito, el Patronato San José y la Red de Niñez Callejizada, a fin de coordinar acciones interinstitucionales para la erradicación progresiva del trabajo infantil y otros objetivos como la restitución del derecho a la educación y brindar diversas opciones para mejorar las condiciones de vida de las familias.

La escuela de fútbol reúne la ilusión de los niños

A las 08:30 van llegando hasta la plaza Grande, aquí se juntan todos para abordar el bus que los llevará hasta las canchas de fútbol, acompañados de los educadores del Patronato.

Llegan a su destino con alegría de compartir y sobre todo aprender, ellos están motivados por sus ídolos y porque aspiran a llegar a jugar en sus clubes favoritos.

Luis tiene 10 años, vive en pleno Centro Histórico, estudia el 5to año de básica, nació en Saquisilí pero junto con sus padres ya vive más de la mitad de su vida en Quito. Su mamá y papá trabajan vendiendo chicles. Juega como delantero, es hincha del Deportivo Quito y su deseo es entrar a las filas menores de su equipo.

“Quiero entrar a la escuela Taller Quito para aprender electricidad por tres años, luego estudiar para contador y de grande ser arquitecto”, esas son las aspiraciones que comparte David de 12 años, oriundo de Zumbagua, provincia de Cotopaxi.

‘Mi papá trabaja recogiendo chatarra. Mi mamá pasa en la casa y tengo seis hermanos’, cuenta David al tiempo de afirmar que es un excelente delantero y que ya lleva marcados  siete goles. Admira a Messi y a Jefferson Montero y su equipo es el Emelec.

Por otro lado Oscar Montúfar, instructor dice que el encuentro con los chicos ha sido una gran experiencia, el ayudarles, motivarles a cambiar sus hábitos, a ser disciplinados, luchar por sus sueños. ‘Hemos ido puliéndoles y aspiramos a que muchos logren ser incorporados a las categorías menores de algunos equipos’.

Los chicos terminan su jornada, todos regresan hasta el Hogar de Paz de la Fundación Patronato para almorzar, realizar actividades lúdicas, muchos tienen refuerzo escolar para nivelarse y próximamente serán reinsertados a los ciclos escolares.
Volver al inicio

Comentarios